Al Venerable Hermano José Francisco Ulloa Rojas - IGLESIACR

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Al Venerable Hermano José Francisco Ulloa Rojas

Documentos > Noticias

Al Venerable Hermano José Francisco Ulloa Rojas

Obispo de Cartago en Costa Rica

Como se acerca el jubileo de oro de tu sacerdocio, el cual tendrá lugar el día 19 de diciembre, con ánimo gustoso, Venerable Hermano, queremos enviarte una palabra de estímulo espiritual, de estima y de acción de gracias, alegrándonos en el Señor contigo por los muchos dones que el mismo Señor te ha permitido acumular en el ejercicio del ministerio.
Da gusto recordar en esta ocasión tan oportuna, algunos datos de tu vida y de tu esfuerzo personal,  realizados con dedicación en la viña del señor. En tu juventud, presintiendo la llamada del Señor al Sacerdocio, tanto en el Seminario Menor de Nuestra Señora de los Ángeles en Tres Ríos, como en el Seminario de San José y en Roma, preparaste sólidamente tu ánimo y tu intelecto para anunciar el Evangelio y explicar las verdades salvíficas, con la ayuda de formadores idóneos. Habiendo sido Ordenado Presbítero en la fecha mencionada del años 1964, comenzaste a trabajar diligentemente por el bien espiritual de los fieles a ti encomendados, primero en las parroquias de tu diócesis, luego en el Movimiento por un mundo mejor y posteriormente como director espiritual, profesor y Rector del mencionado Seminario de San José.
Viendo tus méritos sacerdotales, San Juan Pablo II te elevó a la plenitud del Sacerdocio y te constituyó Obispo de Limón el día 30 de diciembre del año 1994. El día 24 de mayo del año 2005 nuestro preclaro predecesor Benedicto XVI te nombró primer Obispo diocesano de la nueva diócesis de Cartago, a la cual gobiernas hasta el día de hoy.
 No has escatimado esfuerzos en la programación de los trabajos pastorales y en la continuación de los mismos en comunión con los sacerdotes y los fieles laicos. Consciente de la importancia de la misión que se te ha encomendado has ejercido el oficio de predicar constantemente, de santificar y de gobernar. Te has esforzado en mostrar la perenne juventud de la Iglesia visitando diligentemente las parroquias e interpretando rectamente la doctrina de la Iglesia. Has descollado con el ejemplo de tu vida diaria, con el programa de tu vida espiritual y por la fidelidad al Magisterio de la Iglesia y al Sucesor de Pedro.
 Por todo esto te felicitamos profundamente y te deseamos de corazón los mejores augurios con ocasión de la fecha de tu jubileo y te aseguramos nuestra compañía por las oraciones. Finalmente te impartimos nuestra Bendición Apostólica, signo de nuestra benevolencia para contigo y prenda de todos los bienes, la cual hacemos extensiva a todos los Sacerdotes y a los Fieles de la amada grey tuya, suplicándoles que recen por Nos para que podamos cumplir diligente y sabiamente el delicadísimo oficio Petrino.
 Desde el Palacio Vaticano, día 18 de noviembre del año 2014, segundo de nuestro pontificado.
Francisco
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal