Meriendas con el rostro de Cristo - IGLESIACR

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Meriendas con el rostro de Cristo

Documentos > Noticias

Meriendas con el rostro de Cristo
 
Gerardo Mora Pana/gmora@iglesiacr.org
 
En la Parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en Barrio Cuba dan testimonio evangélico de las palabras de Jesús: “tuve hambre y me diste de comer”.

Así lo expone el cura párroco, Pbro. Alfredo del Toro Rodríguez, cuando cada mañana reciben un centenar de niños que van camino a la escuela y pasan a recoger, a un costado del templo, su desayuno.

Desde hace casi cuatro años el sacerdote con un grupo de voluntarios lleva alegría al rostro de los niños, pues de otra forma, irían a estudiar con el estómago vacío.

En los últimos años, el embajador de la Orden de Malta, es quien lleva adelante la mayor parte del patrocinio para hacer realidad esta obra de misericordia. En los últimos meses la Asociación Caballeros de la Orden de Malta, se sumó a una iniciativa que pretende aliviar y hacer menos pesada la carga para los niños más pobres de Barrio Cuba.

“Se reparten 80 bolsitas con desayuno, y si vienen más niños se les intenta dar al menos un jugo, una galleta”, comentó el sacerdote que es misionero comboniano.

“Queremos contribuir con la nutrición y que los niños puedan desarrollarse y educarse mejor. La directora de la Escuela Omar Dengo, de donde vienen la mayoría de niños, nos dice que es bonito ver a estos niños alegres que llegan con su desayuno a la escuela”, describió el presbítero.

El pasado 23 de junio, los Caballeros de la Orden celebraron la Eucaristía en la Parroquia, presidida por el Padre Alfredo, un día antes de la fiesta de su Santo Patrono, San Juan Bautista. Ese día, compartieron un desayuno y a la vez se animaron para seguir adelante con esta obra.



“Vinieron con sus familias y compartieron, lo importante es apoyar a los niños. Si alguien lo desea hacer y quiere sumarse, puede venir a la Parroquia, todos los días de clases estamos desde las 5:30 a.m., a un costado. O pueden llamar al 2222-2948, por si desean ayudarnos”, dijo el presbítero.
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal