O.M.P - IGLESIACR

Vaya al Contenido

Menu Principal:

O.M.P

Comisiones > Comisión Nacional de Misiones / OMP


Obras Misionales Pontificias

Naturaleza e importancia:

Las Obras Misionales Pontificias, don del Espíritu a la Iglesia y fruto del celo misionero de sus fundadores, han tratado de favorecer la participación de todos los fieles en la vida apostólica de la Iglesia.

Como instituciones eclesiales han sido confiadas a la dirección de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de la que dependen; ésta asegura la coordinación para una mayor eficacia y efectiva universalidad.  Es necesario que las Obras Misionales Pontificias "estén presents y actúen en todas las Iglesias particulares, tanto las de antigua fundación como las jóvenes" y sean reconocidas como el organism oficial de la cooperación misionera de todas las Iglesias particulares.

Las Obras Misionales Pontificias ocupan justamente el "primer lugar" en la cooperación misionera, porque constituyen un instrumento precioso para "infundir en los católicos, desde la infancia, un espíritu verdaderamente universal y misionero , y para recoger eficazmente los subsidios en beneficio de todas las misiones y según las necesidades de cada una".  Las Obras Misionales Pontificias son, por tanto, propuestas a todos los cristianos como "instrumentos privilegiados del Colegio Episcopal unido al Sucesor de Pedro y responsable con él del Pueblo de Dios, Pueblo que es también, todo él misionero".

Cada Obra concreta tiene el compromiso común de promover el espíritu misionero en el seno del Pueblo de Dios según el estilo propio de cada una:


La Obra Misional Pontificia de la Propagación de la Fe, fundada por Paulina Jaricot, tiene como finalidad formar una conciencia católica en los fieles, capaz de conjugar una  plena docilidad al Espíritu con el afán apostólico abierto a todo el mundo.  Prestará una atención particular a la formación misionera de los jóvenes, por medio de la obra auxiliar de Juventud Misionera; así como a la dimensión misionera de la familia.   Entre su frutos más valiosos se encuentra la creación de la Jornada Mundial de las Misiones, fijada para el penúltimo domingo del mes de octubre.



La Obra Misional Pontificia de San Pedro Apóstol, fundada por Juana Bigard, tiene como objetivo prioritario mantener la importancia de la apostolicidad en la misión y la necesidad de que cada Iglesia particular pueda formar, en su propio contexto espiritual y cultural, el personal religioso propio, y en concreto, a los ministros ordenados.  Su campo de actuación no reside exclusivamente en el sostenimiento económico, sino que se enraíza en la oración y en la vida inspirada por la fe.



La Obra Misional Pontificia de la Santa Infancia o Infancia Misionera, fundada por Mons. Carlos Augusto Forbin Janson, debe su nombre al deseo de ponerla bajo la protección de Jesús Niño.   Con el convencimiento de que los niños pueden ser una fuerza spiritual y social para una verdadera transformación del mundo, intenta suscitar un movimiento de niños cristianos dedicados a ayudar a otros niños.  Mantiene su genuino carácter misionero e incluye también un compromise en la denuncia y condena de las causas de las multiples violencias sufridas por los niños en el mundo, aportando concretas iniciativas de ayuda.  Este compromise es tanto más eficaz cunato más estrechamente esté unido en la aperture a las Iglesia locales y en sintonía con las familias, las parroquias y las escuelas.


La Pontificia Unión Misional, fundada por el Padre Paolo Manna, anticipando y preparando la posterior enseñanza del Magisterio sobre la dimensión misionera universal de la vida de los presbíteros, se propone despertar el celo apostólico entre sus miembros y, a través de ellos, en todo el pueblo cristiano. Coopera en el incremento de las vocaciones misioneras y en una mejor distribución del clero, dando valor efectivo a la cooperación entre las Iglesias.  Trabaja para que el Pueblo de Dios adquiera mayor conciencia del compromiso misionero, y es energía espiritual encaminada a la conversión del mundo con la ayuda de su obra auxiliar la Unión de Enfermos Misioneros.



Tomado de los Estatutos de las O.M.P.



La página web de las O.M.P. es:  www.ompcr.com

Regreso al contenido | Regreso al menu principal