Oración Por La Paz En Siria, El Medio Oriente Y El Mundo Entero - IGLESIACR

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Oración Por La Paz En Siria, El Medio Oriente Y El Mundo Entero

Documentos > Articulos


Monseñor José Rafael Quirós nos invita a unirnos en la Oración Por La Paz En Siria, El Medio Oriente Y El Mundo Entero:


Queridos hermanos:

La Iglesia levanta constantemente su voz para proclamar la vocación del hombre a la paz y no a la guerra.
Matar seres humanos, en quienes está presente la imagen de Dios, es un pecado particularmente grave. ¡Sólo Dios es el dueño de la vida! y la guerra, al traer como consecuencia sólo sufrimiento y muerte es, en sí misma, un ataque contra la vida humana.
La violencia, como medio para solucionar los problemas que surgen en los pueblos o entre ellos, no es coherente con la condición propia del ser humano, dotado de libertad para buscar la verdad con su inteligencia y hacer el bien con su voluntad, llamado a vivir en paz y amistad. Por eso decía el Beato Juan Pablo II: "La guerra es siempre una derrota de la humanidad".
La guerra debiera pertenecer al pasado trágico: no debe tener cabida en la agenda para el futuro de la humanidad.
No podemos renunciar al camino del diálogo y la diplomacia. El derecho internacional, el diálogo leal, la solidaridad entre los Estados, el ejercicio tan noble de la diplomacia, son los medios dignos del hombre y las naciones para solucionar sus contiendas. El tema de la guerra es inseparable del deber de respetar la vida.
Ciertamente "en nuestra perspectiva de fe, la paz, a pesar de ser un fruto de acuerdos políticos y entendimiento entre individuos y pueblos, es un don de Dios, que hay que invocar insistentemente con la oración y la penitencia. ¡Sin la conversión del corazón no hay paz! ¡A la paz sólo se llega a través del amor"! .
Por eso, como Pastor de la Iglesia Arquidiocesana, pido que nos unamos al llamado del Papa Francisco a cumplir una jornada de ayuno y de oración por la paz en Siria, Oriente Medio y en el mundo entero.
Pido a todos los fieles católicos arquidiocesanos, y a los hombres y mujeres de buena voluntad, que nos integremos en nuestras comunidades parroquiales, religiosas, en nuestros movimientos y familias para que así, ofrezcamos nuestra oración y ayuno al Padre dador de toda paz este sábado 7 y domingo 8 de setiembre; para el sábado 7 a las 5:00 p.m. si Dios lo permite presidiré la Eucaristía en la Catedral Metropolitana, poniendo así en las manos del Señor esta intención especial.
Nuestra Señora de la Paz, acudimos a Ti para que esa Paz, que Dios nos ofrece, la recibamos, la conservemos y la llevemos al mundo.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal