Pastores servidores, humildes, reflejos de Jesús - IGLESIACR

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pastores servidores, humildes, reflejos de Jesús

Documentos > Noticias


Pastores servidores, humildes, reflejos de Jesús

Entre el 9 y el 20 de setiembre se llevó a cabo el Curso para Nuevos Obispos, que se realiza anualmente y que es organizado por la Congregación para los Obispos de Roma. En él participaron obispos ordenados de todo el mundo entre agosto de 2013 y agosto de 2014. Congregó a 169 pastores que además tuvieron ocasión de tener un encuentro con el Papa Francisco.

Por Costa Rica correspondió a Monseñor José Manuel Garita y Monseñor Gabriel Enrique Montero participar de esta extensa jornada de reflexión donde quedó plasmado el pensamiento de Su Santidad.
El episcopado es un servicio, no un honor.
Es urgente ser pastores "en salida", es decir, en conversión pastoral (buscando una nueva mentalidad y un nuevo estilo de ejercer el ministerio episcopal). La necesidad de ser pastores cercanos, sencillos y humildes, fueron parte de esas ideas que recibieron los prelados.
Igualmente se habló con especial énfasis en tener un cuidado y acompañamiento especial de los sacerdotes, en cualquier momento y circunstancia.
"La clave está en el testimonio que hemos de vivir y compartir como pastores, servidores y reflejos vivientes de Jesús, que es manso y humilde. Es lo que la gente espera de nosotros y no podemos defraudarla", describió Monseñor Garita, Obispo de Ciudad Quesada, tras reflexionar sobre este curso. Él fue llamado al orden episcopal el pasado 17 de mayo pasado.

"El Papa quiere un nuevo estilo de obispos, un nuevo estilo de Iglesia, cierta forma de hacer llegar el Evangelio a la gente, con particular cercanía a las personas, especialmente a las que más lo necesitan", detalló Monseñor Montero, Obispo de San Isidro de El General, llamado al orden episcopal el 1 de marzo pasado.

Obispos presentes
El Santo Padre en su encuentro con los obispos el jueves 18 de setiembre mencionó la existencia de un "vínculo irrompible entre la presencia estable del obispo y el crecimiento del rebaño. Cuando el pastor falta o no se le encuentra, están en juego el cuidado pastoral y la salvación de las almas".
Les habló de la dirección que siempre deben seguir y señalar: "Nosotros hemos aprendido dónde vamos: siempre vamos hacia Jesús. Que en vuestra mirada el rebaño encuentre siempre la llama del Resucitado".
El Papa también les hizo un pedido especial a los pastores de todo el mundo: "Amad a las personas que Dios os ha dado, aun cuando hayan cometido ‘grandes pecados’. Acoged a todos, sin discriminación, ofreciendo la firmeza de la autoridad que hace crecer y la dulzura de la paternidad que genera".
Para Francisco "nada es más importante que acercar a las personas a Dios, empezando con los jóvenes y los ancianos porque los primeros son nuestras alas, y los segundos nuestras raíces. Alas y raíces sin las cuales no sabemos quiénes somos y mucho menos hacia dónde vamos".
El Papa definió a los obispos, como "centinelas, capaces de despertar sus Iglesias... hombres capaces de cultivar y de hacer madurar los campos de Dios y pastores en grado de recomponer la unidad".

Enseñanzas
Tanto Monseñor Garita como Monseñor Montero saludaron al Papa. "Le comenté que esperaba que pudiera visitar el país y que rezamos por él. Personalmente le agradecí la confianza de la misión encomendada y gratitud también por el mensaje y el aliento que nos daba para nuestro ministerio episcopal", dijo Monseñor Garita.
"Aludiendo a la Parábola del dueño de la viña, me sentí en confianza, le dije soy de Costa Rica, soy uno de esos obreros llamados a trabajar en la viña al final del día. El Papa, se río, nos dábamos las manos y me dijo, no te preocupes que te llegará la paga igual", dijo Monseñor Montero.
Los dos obispos costarricenses coincidieron en el acento de Francisco, a lo largo del curso, ambos expresan que las diferentes temáticas aludían a expresiones del Papa, pero sobre todo a sus actos, y eso es lo que se quiere para la Iglesia.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal