COP 28. Emilce Cuda: “Fe y la sustentabilidad desde la vida cristiana”

La secretaria de la Pontifica Comisión para América Latina fue portavoz de propuestas de la Red de Justicia y Paz que pide condonar la deuda eterna de los países pobres a cambio de la protección del medio ambiente.

-

“Estoy acá viendo cuáles pueden ser las posibilidades para los nuestros pueblos de América Latina y de qué manera también y principalmente puedo expresar lo que el Papa Francisco a través de su magisterio social nos invita a promover”, expresó la secretaria de la Pontifica Comisión para América Latina, Emilce Cuda, en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) mientras participa de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 28.

En entrevista a Marine Henriot de Vatican News – Radio Vaticana, la secretaria de la CAL comentó que fue ponente de dos conferencias sobre “la fe y la sustentabilidad desde el punto de vista de la vida cristiana”. Y participó en un panel sobre “los créditos de carbono en defensa de la biodiversidad”.

“Es una novedad esto de los créditos de carbono, ya no se dice bono créditos. Y qué significa, bueno, es una certificación que las empresas de los países centrales con un desarrollo industrial avanzado para poder seguir realizando esas prácticas, necesitan de alguna manera compensar con un territorio en otros lados del planeta”, explicó Cuda.

La secretaria de la CAL se hizo portavoz en al COP 28 de la petición de la Red de Justicia y Paz, en la que propone que “la deuda externa injusta impagable que tiene América Latina debe condonarse en un cincuenta por ciento a cambio de la protección del medio ambiente o sea que entraría en la compra de estos créditos de carbono”.

“El tema es, primero, a qué precio se venden porque tenemos sus doscientos años de vender nuestras riquezas naturales por monedas, y así es como estamos en la miseria y explotados en América Latina.  Segundo lugar en esta certificación si se hacen acuerdos bilaterales entre particulares o si entra a los Estados como garante de una distribución limpia. En tercer lugar, qué pasa con esta reserva, si con ese dinero solo se van a cuidar las plantas o los animales o si también está contemplado el ser humano”, dijo.

Emilce Cuda manifiesta que siempre se debe pensar en el bien de la persona, y de manera especial de los pobres.

También se refirió al aporte de la religión cristiana, desde los principios de la Doctrina Social de la Iglesia: “no es simplemente un ritual, es dar razones de nuestra fe, y nuestra fe, el catolicismo ha desarrollado lo que se conoce como el pensamiento social de la Iglesia, donde justamente hay cuatro principios que se elaboran históricamente como son la dignidad humana, el acceso universal a los bienes, la solidaridad y la subsidiariedad, que tratan de la inserción en lo concreto”.

Finalmente, recordó el llamado del Santo Padre a concretizar las acciones: “es la comunidad organizada sentada en igualdad de condiciones en la misma mesa como dice el Papa en Querida Amazonia para garantizar las condiciones de un desarrollo integral a través de esta nueva de este nuevo mercado, digamos en favor de la biodiversidad”.

spot_img
Noticias Relacionadas