Costa Rica realizó su I Congreso de Prevención de abusos para la vida consagrada.

-

Del 8 al 10 de febrero la CONFRECOR junto a la Comisión Nacional de Protección al Menor y Adultos Vulnerables realizaron el I Congreso sobre Prevención de abusos en este caso, profundizando sobre los abusos de poder, conciencia y espirituales en la vida consagrada.

Los ponentes fueron la Msc. Lisandra Chaves, secretaria de CONAPROME quien se refirió el primer día sobre el abuso espiritual, madre de todos los abusos; el Msc Juan Carlos Oviedo, Secretario Ejecutivo de CONAPROME quien habló sobre el abuso de poder el día viernes. En la sesión presencial del día sábado en la Universidad La Salle, se inició con un testimonio de una sobreviviente de abuso, luego expuso el sacerdote canonista Oscar Ugalde y se terminó con la exposición de la Dra. Ana maría Marín sobre la atención a las víctimas.

Durante el Congreso hubo activa escucha y participación de diversas congregaciones e institutos de vida consagrada incluso a nivel de Centroamérica. Entre los comentarios decían que era necesario hablar de este tema sin tapujos y tomar acciones porque efectivamente los abusos espirituales y de poder continúan sucediendo en la vida consagrada y es necesario tomar medidas para tener ambientes eclesiales sanos y seguros para todos.

Sobre el abuso espiritual, Lisandra Chaves resaltó la necesidad de detectarlo para prevenir peores abusos y sobre todo saber que cualquiera puede sufrirlo o ser abusador y se necesita trabajar en un liderazgo positivo y no coercitivo. Por su parte Juan Carlos Oviedo resaltó las zonas grises donde se da el abuso de poder. El mencionó que el poder no es malo, porque Dios es poder, pero en la Iglesia debe pasarse de estas zonas grises a una autoridad que se entienda como servicio, tal cual lo muestra Jesús en el Evangelio.

En la fase presencial del encuentro, el Pbro. Mirando hizo un recorrido sobre el abuso de poder contemplado en el derecho canónico hasta hoy, resaltando que sobre todo el Papa Francisco ha pedido una tolerancia cero ante todo tipo de abusos.

Finalmente, la Dra Marín habló de la escucha, el cuidado y la atención a las víctimas que son el centro de este proceso de cuidado y protección.

Muchas congregaciones presentes manifestaron su agradecimiento y la necesidad de trabajar en sus manuales y protocolos de prevención de abusos pues no todas lo tienen ya realizado e implementado.

spot_img
Noticias Relacionadas