Mensaje de la Comisión Nacional de Pastoral Familiar en ocasión del día Internacional de la Familia

-

La familia constituye la unidad básica de la sociedad, por eso nuestra misión es promover dentro de la sociedad que la familia sea protegida y promovida por todas las instituciones, así como lo afirma nuestra Constitución Política en su artículo 51: “la familia es el elemento natural y fundamento de la sociedad, y tiene derecho a la protección especial del Estado”.


Hoy se nos pide reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia, lo indispensable que es esto para la vida del mundo, para el futuro de la humanidad. Es necesario que se lleven a cabo acciones concretas que promuevan y protejan el papel fundamental de la familia como generadora de vida humana y por tanto creadora de la sociedad.


Recordemos que los padres de familia son los primeros responsables de la educación de los hijos, protegen su intimidad y promueven su derecho con base en los valores y virtudes, como nos lo recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica en el numeral 2223: “Los padres son los primeros responsables en la educación de los hijos, testimonian esta responsabilidad ante todo por la creación de un hogar, donde la ternura, el perdón, el respeto, la fidelidad y el servicio desinteresado son norma. La familia es un lugar apropiado para la educación de las virtudes, donde se forman hombres y mujeres capaces de construir sociedades sanas que
progresan de manera continua y sostenible”.


La educación que ofrece el Estado es un subsidio y apoyo para la familia, desarrollándose así en plena armonía con los padres de familia, pues el primer ámbito de la educación sigue siendo la familia. Siendo los gestos más humildes la comunicación propia del hogar, la familia debe ser el lugar seguro donde se establezca el diálogo respetuoso y donde se fomente una verdadera educación de la afectividad y la sexualidad.

Función fundamental de la familia es la de ser la pedagoga del amor verdadero, es donde damos lugar, en justicia, a los afectos que nos permiten potencializar el amor en sus diferentes manifestaciones, según el lugar que recibe cada uno, en el hogar, luchando contra el egoísmo, “porque para preservar la armonía en la familia hay que luchar contra la dictadura del yo”, decía el Papa Francisco en la Fiesta de la Sagrada Familia 2021.


Deseamos e instamos a todas las familias de Costa Rica en este día, en su humanidad y en el tiempo, ser capaces de calentar el corazón de toda ciudad con su testimonio de amor.

♰ Manuel Eugenio Salazar Mora
Obispo de la Diócesis de Tilarán-Liberia
Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Familiar

spot_img
Noticias Relacionadas