Mensaje de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

-

Con respecto al Reglamento Sanitario Internacional, que es un instrumento
legalmente vinculante, que cubre medidas para prevenir la propagación
internacional de enfermedades infecciosas, aprobado por la 58.ª Asamblea Mundial
de la Salud en el año 2005, y aprobado en el ordenamiento jurídico costarricense,
mediante el Decreto Ejecutivo para la Oficialización del Reglamento Sanitario
Internacional, Número 34038,

LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE COSTA RICA MANIFIESTA:

  1. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado trabajando en los últimos
    años en un primer acuerdo global sobre posibles pandemias.
  2. El Órgano de Negociación Internacional de la OMS ha revisado muchas
    versiones del acuerdo de salud para crear un plan de acción global para
    cualquier potencial emergencia sanitaria.
  3. Comprendemos que para resolver los conflictos que surgen entre las diversas
    comunidades políticas y que comprometen la estabilidad de las Naciones y la
    seguridad internacional, es indispensable pactar sobre reglas comunes
    derivadas del diálogo.
  4. La condición central del ser humano y su natural tendencia, así como la de los
    pueblos, de estrechar relaciones entre sí, es un elemento fundamental para
    construir una verdadera comunidad Internacional, cuya organización debe
    orientarse siempre al bien común universal.
  5. En Costa Rica, algunos expertos se oponen, a la Propuesta de Acuerdo de la
    OMS sobre Pandemias, pues consideran que se fortalecería la autoridad de la
    OMS sobre Costa Rica, por la sola presencia de un «patógeno con potencial
    pandémico», lo que infringiría los derechos constitucionales de los
    costarricenses y se violaría la soberanía de nuestro país.
  6. Que nuestra Constitución Política literalmente indica:
    ARTÍCULO 2º.- La Soberanía reside exclusivamente en la Nación.
    ARTÍCULO 3º.- Nadie puede arrogarse la soberanía; el que lo hiciere
    cometerá el delito de traición a la Patria.
  7. Que la propia Carta de Naciones Unidas indica en su artículo segundo que dicha
    Organización “está basada en el principio de la igualdad soberana de todos sus
    Miembros.”
  8. Que, en el número 157 del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, sobre
    los Derechos de los pueblos y de las Naciones leemos:
    “El Magisterio recuerda que el derecho internacional «se basa sobre el principio del
    igual respeto, por parte de los Estados, del derecho a la autodeterminación de cada
    pueblo y de su libre cooperación en vista del bien común superior de la humanidad.”
  9. Por todo lo expuesto, solicitamos al Presidente de Costa Rica, don Rodrigo
    Chaves, y al Canciller de la República, don Arnoldo André Tinoco, que rechacen
    cualquier acuerdo global que viole nuestra soberanía nacional y socave los
    derechos de los costarricenses.

Dado en la ciudad de San José, el 22 de mayo del año 2024.

Javier Román Arias, Obispo de Limón y Presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

Bartolomé Buigues Oller, Obispo de Alajuela y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

spot_img
Noticias Relacionadas